domingo, 25 de diciembre de 2016

CURACIÓN FISICA Y EMOCIONAL CON LA AROMATERAPIA


El modo en que la aromaterapia funciona es actuando a dos niveles de forma simultánea: el físico y el emocional, aunque tampoco deberíamos descartar el factor espiritual. Aunque podamos percibir estos dos niveles como separados, de hecho están interrelacionados: en la realidad no podemos separar las partes que componen el todo.
 
Aunque la ciencia puede comprobar los efectos de las esencias sobre la mente y el cuerpo, la dimensión espiritual es, por supuesto, difícil de detectar: es tan etérea como la fragancia de una preciosa flor.
 
El aspecto más fascinante de la aromaterapia es la influencia del aroma en la mente y las emociones, y aquí reside la misteriosa potencia del arte. De hecho, esta influencia del aroma en la psique ha hecho que los aromaterapeutas practiquen lo que se denomina «psicoaromaterapia», en la cual los aceites son utilizados solamente como sustancias para alterar los estados de ánimo.
 
Otros aromaterapeutas adoptan un enfoque intuitivo del arte: prefieren no elegir los aceites apropiados para un cliente, sino que permiten que la persona se guíe tan sólo por sus preferencias de aroma. Más a menudo, los aceites elegidos de este modo son los que realmente se necesitan en esa ocasión, y al cambiar el estado físico y emocional de la persona, es posible que también cambie sus preferencias de aroma.
 
La mente y el cuerpo están interrelacionados: todo lo que afecte a uno de ellos, también afectará al otro.
 
Cuando se inhalan, las moléculas aromáticas de los aceites esenciales llegan a los pulmones desde donde son difuminadas a través de los sacos de aire en los vasos capilares circundantes (que se encuentran justo debajo de la superficie de los sacos) y finalmente entran en los vasos sanguíneos desde donde circulan por la sangre y ejercen su efecto terapéutico.
 
El efecto perjudicial de algunos olores como los desechos tóxicos industriales, y los resultados de esnifar drogas, o inhalar disolventes, es prueba suficiente de que los olores, beneficiosos o no, entran en el cuerpo como gases y pueden alterar nuestra salud física y mental. Cuando por el contrario aspiramos los olores de la curación, los olores aromáticos naturales y medicinales, sus valores físicos son reales, no son un efecto placebo.
 
Por lo tanto la aromaterapia funciona como una medicina ideal, ya que no solo trata nuestro cuerpo físico, también lo hace a nivel emocional con lo que consigue el alivio total de los males sufridos por una persona.
 

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...