sábado, 29 de julio de 2017

BAÑOS NATURALES RELAJANTES PARA CONSEGUIR UNA PIEL EXTRASUAVE


En el capítulo de baños relajantes tenemos mucho que aprender de antiguas épocas como la del Imperio Romano, en las cuales combinando ingredientes naturales conseguían maravillosos efectos. Quizás el ejemplo más famoso sea el de la mítica Cleopatra, con sus lujuriantes baños en leche de burra.
 
Una precaución muy importante:
 
- Vigilar la temperatura del agua al iniciar el baño. La temperatura ideal se sitúa entre los 25 y los 30 grados. Por encima de los 30 grados baja demasiado la tensión sanguínea. Por debajo de los 25 grados hay grave peligro para los enfermos de corazón o hígado y para los débiles o nerviosos.
 
3 BAÑOS NATURALES  PARA CONSEGUIR UNA PIEL EXTRASUAVE

- Sumergir un saquito con un kilo de salvado en el agua de la bañera. Remover el agua a fondo y dejarlo dentro durante todo el baño. Repitiendo esta fórmula una vez a la semana se conseguirá una suavidad sin igual.
 
- Poner en la bañera 250 gramos de sal de cocina. Llenar hasta la mitad con agua. Añadir cuatro litros de leche, 100 gramos de bicarbonato, dos puñados de pétalos de rosas y un vaso de aceite de oliva. Usar esta mezcla sin utilizar jabón y friccionarse el cuerpo con energía. Esta una fórmula para utilizarla de vez en cuando.
 
- Hervir durante un cuarto de hora dos puñados de hojas de laurel en tres litros de agua. El líquido se cuela y se añade al agua del baño.
 
Usar como aclarantes al final, es decir, sobre la piel ya totalmente limpia, los siguientes líquidos:
 
- Echar en un litro de vinagre 100 gramos de pétalos secos de rosas rojas.
 
La mezcla debe macerarse durante quince días en un frasco cerrado herméticamente, agitándolo de vez en cuando. Colarlo antes de su uso.
 
- Otro aclarante para tonificar se obtiene macerando en cuatro litros de vinagre, en un lugar cálido y durante dos semanas, 30 gramos de sumidades floridas secas de cada una de estas plantas: tomillo, espliego, toronjil, salvia, romero, menta, ruda y ajenjo, con 4 gramos de sumidades floridas secas de ajo y otros tantos de nuez moscada, canela y cálamo aromático.
 
Filtrar el líquido y añadir ocho gramos de alcanfor disuelto en alcohol.

El baño con agua de hierbas tonifica y vigoriza.
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...