jueves, 13 de julio de 2017

LUZ, AIRE FRESCO Y AUTOMASAJE PARA OBTENER VITALIDAD EXTRA


LA LUZ

La luz natural es tan nutritiva como los alimentos y el agua. Es absorbida por nuestro cuerpo y utilizada en muchos procesos metabólicos. La luz afecta al cuerpo de dos maneras:


- Directamente (a través del bronceado y la formación de vitamina D del ergosterol)

- Indirectamente a través de los fotorreceptores en nuestros ojos. Los fotorreceptores forman parte de una red nerviosa que va directamente al cerebro.

El tipo y la calidad de luz puede afectar a nuestro equilibrio hormonal y a la química de nuestro cuerpo como un todo, influyendo en nuestros niveles de energía y el modo en que nos sentimos.

Los problemas más comunes asociados con la falta de luz (experimentados por las personas que trabajan dentro de edificios), son el letargo, los dolores de cabeza, la irritabilidad, la falta de concentración y un estado mental que varía según la estación del año, conocido como «depresión de invierno».

Según los yoguis, los rayos matutinos contienen grandes cantidades de prana (fuerza vital) y son los más beneficiosos para la salud. En cualquier caso, las ondas más largas de luz ultravioleta antes del mediodía (y también después de las cuatro de la tarde) son las que menos posibilidades tienen de ocasionar quemaduras. Por tanto, si disfrutas tomando el sol, para su piel sería mejor que lo hicieras a primera hora de la mañana, durante unas horas, o por la tarde. Sin embargo, recuerda que un poco de la poderosa energía del sol es bueno, pero demasiado puede provocar un envejecimiento prematuro o incluso el cáncer.

EL AIRE FRESCO


El aire es tan vital que es imposible sobrevivir durante unos cuantos minutos sin él. Todos sabemos lo esencial que es el oxígeno para los pulmones y para todo el organismo, pero pocos de nosotros recordamos que la piel también necesita aire, como un estímulo para su funcionamiento normal. Por esta razón, se la ha llamado «el tercer pulmón».
 

Es posible que hayas oído hablar del terrible cuento del niño que fue pintado de pies a cabeza con una sustancia metálica para un carnaval y que a consecuencia de ello murió de fallo respiratorio. La mayoría de las personas cubren sus cuerpos con capas de fibras sintéticas que atrapan el aire e impiden el metabolismo natural de la piel. Las ropas deberían ser de algodón y otras fibras naturales, como el lino y la lana, pues éstas dejan que el sudor se evapore a través del libre movimiento de aire que crean.

Siempre que sea posible (especialmente si vives en una gran ciudad) vayas al mar y respires el aire marino. Éste está cargado de iones negativos que generan una sensación de bienestar.

El aire limpio, vigorizante de las regiones montañosas es quizás el más beneficioso de todos. Si vives lejos del mar y de las montañas, no subestimes el valor de los parques urbanos. Da un paseo diario en el parque y respira profundamente. Estos preciosos momentos en los que se respiran los olores de la hierba, los árboles y las flores le ayudarán a conseguir un estado de armonía para una mente apresurada y un sistema nervioso desapacible.

EL AUTOMAS AJE


La situación ideal es poder recibir un masaje de aromaterapia profesional más o menos una vez al mes o tener un amigo dispuesto con quien intercambiar el masaje. La realidad es que pocos de vosotros seréis tan afortunados...


Sin embargo, se pueden obtener muchos beneficios del automasaje con aceites esenciales, aunque por supuesto no conseguirás la profunda relajación engendrada al recibir un buen masaje.

- Lo mejor es aplicar los aceites después de un baño o una ducha calientes, porque penetrarán más deprisa en la piel si está ligeramente caliente y húmeda.

- Los movimientos deben dirigirse siempre hacia el corazón para estimular un buen flujo sanguíneo y por consiguiente un buen flujo de nutrientes a la parte tratada.

- Frota con suavidad sobre la piel con una mano sobre la otra, con un movimiento ascendente.

- Empieza frotando con mucha suavidad y aumenta gradualmente la presión.

- Una vez que haya mejorado la circulación, puedes empezar a amasar las zonas carnosas de tu cuerpo, como los muslos y las pantorrillas.

- Cuando llegues al abdomen, vaya trazando círculos en la zona, en dirección de las agujas del reloj para ayudar a la peristalsis (ondas de contracciones musculares que mueven los alimentos a través de los intestinos). Ello ayuda a evitar el estreñimiento.

- Acaba el masaje del mismo modo que empezaste, con los movimientos suaves de una mano sobre la otra.

- El automasaje con aceites esenciales, combinado con el cepillado de la piel (descrito ya en esta web) y los baños aromáticos te ayudarán a aumentar sus niveles de energía y crear una sensación de bienestar:

¡Que viene a ser casi igual que un masaje de aromaterapia profesional!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...