viernes, 14 de julio de 2017

17 RECETAS NATURALES FACIALES


Aunque intenten convencernos de que los productos de laboratorio brotan de la naturaleza, resulta evidente que en su elaboración interviene la química en un alto porcentaje. Lo cual no siempre da buenos resultados ya que es bastante común oír hablar de que alguno de estos productos ha provocado quemaduras, erupciones, alergias y hasta caída del pelo.

En Estados Unidos, el país de las estadísticas, se calcula en un número promedio de sesenta mil por año las mujeres que sufren enfermedades o afecciones causadas por productos cosméticos que contienen elementos químicos perjudiciales. Estos hechos nos mueven a retornar a la Naturaleza para buscar directamente en ella, sin tener que pasar por la química, los medios para conseguir una sana belleza que haga agradable nuestro físico.

PERFILANDO EL CONCEPTO DE BELLEZA

Lo importante es que cada persona consiga y mantenga el equilibrio de su tipo físico y estético, expresión alegre y vital de su salud interior. Este es el auténtico concepto de belleza natural, mucho más amplio y profundo que el que sólo mide líneas y proporciones.

La belleza, entendida así, es fruto de un cuerpo sano, de un uso adecuado de los alimentos y, además, de una higiene mental que supere las tensiones de la vida moderna. Es un tema que tanto interesa a los hombres como a las mujeres. Todos deseamos que nuestro cuerpo aparezca con el vigor y la armonía que lo conviertan en vehículo apto para la comunicación entre seres humanos. Con el fin de ayudar al cumplimiento de este deseo te doy las siguientes recetas naturales.

UN ROSTRO TERSO Y UNA MIRADA JOVEN

Contra las arrugas:

Estas recetas tanto sirven para impedir la aparición de las arrugas como para atenuarlas si ya asoman en la piel:

- Tienes que hervir en medio litro de agua unos 15 y 20 pétalos de amapola. Cuando hayas filtrado la mezcla, se aplica por la mañana y por la noche sobre el rostro.

- Mezcla en tres partes iguales: cera de abejas, goma arábiga y glicerina con un 10 % de agua de rosas. Una vez mezclado tienes que ponerlo al baño María.  Obtendrás una crema  que debes aplicarte en la piel durante veinte minutos. Después, aclárate muy bien con agua tibia.

jueves, 13 de julio de 2017

LAS FLORES DE BACH TE AYUDAN A SUPERAR ADICCIONES


Los Remedios Florales de Bach son unos preparados a base de flores silvestres, no venenosas que pueden tener una acción benigna, no producen adicción y pueden tomarlos personas de todas las edades.
 
Además de ayudarnos a transmutar las emociones negativas como la cólera, el miedo y el odio en optimismo y alegría, pueden utilizarse para la protección psíquica; y el efecto puede ser inmediato.
 
Este sistema de curación fue descubierto por Edward Bach, un médico que ejerció durante más de 20 años en Londres como especialista, bacteriólogo y homeópata. El difunto doctor Bach renunció a su lucrativa consulta en 1930, para buscar energías en el mundo de las plantas que restauraran la vitalidad a los enfermos y afligidos.
 
Bach desarrolló una gran sensibilidad. Si ponía su mano sobre una planta en flor, podía sentir en él mismo las propiedades curativas de esa flor. De este modo, encontró 38 flores que cubrían todos los estados de ánimo conocidos.
 
El método usual para tomar los remedios de Bach es poner unas cuantas gotas en una taza de agua de manantial de la cual se tomarán sorbitos de vez en cuando.
 
Los Remedios Florales de Bach pueden comprarse en muchas de las farmacias que venden productos homeopáticos o bien pueden encargarse al Bach Centre en Oxfordshire, en Inglaterra.

Esencia florales para tratar adicciones:
 
A veces sin darte cuenta hay una serie de acciones que realizas de una manera constante, inconsciente y rutinaria pero que llega a crearte una dependencia. Esta dependencia termina convirtiéndose en una adicción, es decir, no puedes dejar de hacerlo, y es cuando si lo aceptas, debes plantearte cambiar tus hábitos para que no te esclavicen.
 

UNA AYUDA PARA DEJAR DE FUMAR


Dejar el tabaco es una empresa ardua, que requiere la movilización de todos los recursos del fumador. No hay un método infalible para lograrlo, pero en la actualidad el «nicotinómano» dispone de una serie de eficaces ayudas, como la acupuntura o las técnicas de sugestión.

El gran humorista estadounidense Mark Twain, fumador empedernido, solía decir: "Dejar de fumar es facilísimo: yo lo hago varias veces al mes." Este chiste expresa con una divertida paradoja lo que todo fumador sabe muy bien: dejar de fumar es difícil, y quien desee conseguirlo tendrá que empezar por asumir que se enfrenta a una empresa ardua.

No está de más recalcarlo, ya que muchos se engañan a este respecto. Es frecuente que un fumador diga: "En cuanto me lo proponga, puedo dejar de fumar; ahora no lo hago porque no es el momento oportuno, pero en cualquier momento lo dejaré"; y, claro, ese "cualquier momento" se pospone indefinidamente ya que esa presunta facilidad para dejar el tabaco jamás se manifiesta.

¿Por qué se fuma?


Conviene tener bien claras las distintas razones por las cuales se fuma, ya que todas y cada una de ellas contribuyen en mayor o menor medida al mantenimiento del hábito. Estas razones pueden ser muchas y muy variadas, pero, básicamente, cabe reducirlas a seis fundamentales:

- El estímulo:
 
Debido al efecto excitante de la nicotina, el fumador siente que el tabaco le reanima, le despierta y le permite mantener un nivel de actividad más alto.
 
- El placer:
 
Es indudable que el acto de fumar resulta placentero (aunque no siempre ni en la misma medida) para el fumador, tanto por el aroma y sabor del tabaco como por la sensación de bienestar debida a la adicción a la nicotina. 
 
- La manipulación:
 
El hecho mismo de tener algo en las manos y llevárselo a la boca ayuda a muchas personas a sentirse menos cohibidas en determinadas situaciones o a ocultar su nerviosismo.
 
- El apoyo:
 
El rito de fumar constituye una referencia concreta y tangible que ayuda a algunas personas a afrontar situaciones de desazón o angustia.
 
- El hábito:
 
El gesto de sacar y encender un cigarrillo se convierte a menudo en algo automático, que puede llevarse a cabo incluso sin sentir el deseo expreso de fumar, por mera rutina.
 
- La adicción:
 
No hay que olvidar, por último, que la nicotina es un alcaloide que crea adicción física; ésta es la razón fundamental de que a un fumador empedernido le cueste tanto dejar el tabaco, va que, en última instancia, es en cierta forma un drogadicto.

Los psicólogos señalan, además, que en todas estas razones subyace una necesidad oral (de llevarse algo a la boca y chuparlo) inconsciente, ligada al estadio infantil del individuo.


ENFERMEDADES A LAS QUE CONTRIBUYE EL TABACO

- Inflamación e irritación de las vías respiratorias de tejido precanceroso en bronquios y pulmones que puede llevar a broncopulmonar. Bronquitis crónica. Enfisema pulmonar.


MEDITACIÓN PENSATIVA: MEDITACIÓN DE LA PALOMA


Este tipo de meditación del que vamos a hablar ahora se conoce por el nombre de Meditación Pensativa.
 
Muchos expertos en este campo, creen que esta forma activa de meditación es más adecuada para la mente occidental.
 
Muchos enfoques orientales son pasivos en cuanto que tienen como objetivo vaciar la mente, o ayudarnos a alcanzar el estado en que nos convertimos en observadores de nuestros pensamientos, como si de algún modo estuviésemos separados de ellos. La meditación pensativa, en cambio, implica pensar sobre un determinado tema, pensamiento o palabra. Es en realidad la forma más simple de meditación y se adapta mejor a los principiantes.
 
La meditación debería realizarse durante quince a veinte minutos diarios, preferiblemente a primera hora de la mañana. Sin embargo, con tan sólo dos o tres sesiones semanales se conseguirá reducir el estrés, mejorar la concentración, y estimular la creatividad y la inspiración.

La paloma
 
1. Siéntate cómodamente en una habitación tranquila o en un jardín, si lo prefieres. Si estás acostumbrado, puedes adoptar la posición con las piernas cruzadas, de otro modo siéntate en una silla de respaldo recto con los pies apoyados firmemente en el suelo y las manos descansando sueltas, en tu regazo.

2. Cierra los ojos. Vacía tus pulmones y respira profundamente por la nariz. No fuerces, simplemente se consciente de tu respiración mientras entra y sale.
 
3. Concéntrate en tus pies; relájalos, concéntrate en la relajación de tus pies. A continuación pasa a cada parte de tu cuerpo, relajándolas una por una: pantorrillas, rodillas, muslos, caderas, abdomen y pecho; manos, brazos, hombros, cuello, cara, ojos y frente, incluso la lengua y el cuero cabelludo.
 
4. Imagina que estás dentro de una esfera de luz: tu aura.

LA HIGIENE DIARIA


No es una mera norma social o un medio para resultar más agradable a la vista y al olfato: junto con la dieta equilibrada y el ejercicio físico, la higiene diaria completa el trípode sobre el que se asientan la salud y el bienestar.

Se suele hablar de la higiene básicamente como norma social y como forma de resultar más gratos y atractivos para los demás. Sin subvalorar en absoluto estos importantes argumentos, no hay que olvidar que la higiene es también (y principalmente) una rama fundamental de la medicina, algo directamente relacionado con la salud y el bienestar.
 
En los últimos años, la medicina ha venido dando cada vez más importancia a la medicina preventiva, y ésta, a su vez, se ha ido centrando de manera preferente en la dietética y la higiene.

Mantenerse "en forma" supone convertir en hábitos cotidianos una serie de normas dietéticas, ejercicios físicos y prácticas higiénicas. La piel, las mucosas, los cabellos, los dientes y las uñas sufren permanentemente cambios y se contaminan (por nuestra actividad, por el medio ambiente, por la comida, etc.), lo que puede debilitar nuestras defensas naturales y facilitar la proliferación de gérmenes nocivos. Esta es la razón médica de la higiene diaria, requisito indispensable para mantener o recuperar una buena salud.

Nuestra piel es como una envoltura externa que recibe continuamente todo tipo de estímulos y pequeñas agresiones, nos protege y conserva la temperatura corporal, impidiendo la penetración de elementos extraños.

COMO ALIVIAR TENSIONES, EMOCIONES Y DOLORES CON UN CEPILLADO DEL CUERPO Y DEL AURA

 
Si tu compañero padece un dolor en los músculos y las articulaciones, que el masaje puede no haber calmado por completo, intenta utilizar la siguiente técnica que puede aliviar el dolor y equilibrar las emociones de forma increíble.
 
- Mueve la mano como si se tratase de un plumero por encima del lugar doloroso.
 
- Los dedos deben estar separados, las manos muy relajadas; con la punta de los dedos cepilla ligeramente varias veces la zona.
 
- A continuación sigue cepillando todo el cuerpo desde la cabeza hacia los dedos de los pies.
 
- Al llegar a los dedos del pie, vuelve a colocar las manos en la cabeza repite el movimiento descendente.
 
- Repítelo unas doce veces, con movimientos rítmicos y fluidos.
 
- A continuación levanta las manos varios centímetros por encima del cuerpo de tu compañero y sigue con los mismos movimientos de cepillado, aunque esta vez estarás trabajando con el cuerpo etérico.
 
- Para terminar el masaje, sujeta los pies durante unos 30 segundos, a continuación las rodillas, las manos, y finalmente la cabeza y el abdomen.
 
- Coloca una mano en la frente de tu compañero, la otra ligeramente sobre el abdomen. Ello hará que tu compañero «conecte con la tierra», o vuelva a colocarlo en contacto con su cuerpo físico.
 
Es posible utilizar esta técnica al principio y al final de cada masaje si se desea y si te parece adecuado. Sin embargo, si pretende trabajar a este nivel «sutil» durante todo el tiempo, puede ser conveniente aprender una o dos técnicas de «protección psíquica» que he descrito en un post anterior.
 
Es sorprendente lo fácil que resulta absorber la tensión física y las emociones negativas de otros, si se es sensible. Por consiguiente, deberás aprender cómo sacudir rápidamente los sentimientos desagradables, pues de otro modo agotarás su propia energía.
 

EL CONTROL ÁURICO O LA PROTECCIÓN PSÍQUICA


Antes de emprender un desarrollo mental/espiritual que incluye la meditación, es esencial comprender la función del aura y poder controlar y reforzar tu propia aura.
 
Se trata de una disciplina excelente, pues un aura fuerte te protegerá contra «influencias» de todas clases: cualquier cosa desde los gérmenes al estrés. Un aura sana actúa como un filtro, dejando pasar sólo lo que es beneficioso para nosotros; esto es lo que debería conseguir en una persona bien equilibrada.
 
Sin embargo, en un mundo de mucho estrés y tensión, el aura puede debilitarse, dejando pasar las influencias no armoniosas. Ello causa tensiones mentales y físicas que pueden tener como resultado la enfermedad.
 
Para comprender cómo controlar tu aura, en primer lugar debe darse cuenta de que es en gran medida una emanación de pensamientos, y como tal, puede ser fácilmente controlada por el pensamiento.
 
- Cierra tus ojos e imagina que está dentro de una esfera de luz blanca que también penetra en tu cuerpo.
 
- Siente que estás protegido dentro de esta esfera de luz (como la yema dentro del huevo) y que la energía a tu alrededor está intacta, especialmente sobre su cabeza.
 
- Algunas personas prefieren pensar en una luz azul o dorada; otras pueden no pensar en un color, sino simplemente sentir que están dentro de una esfera.
 
- Con la práctica, esta visualización (o sentimiento) de tu espacio áurico se convertirá en un proceso automático. Puede llevarse a cabo a cualquier hora, siempre que se necesite, por ejemplo, cuando estás cerca de una persona con un resfriado o gripe; cuando estás experimentando cualquier forma de temor; cuando otros se abandonan a las emociones negativas; en los ambientes ruidosos; a primera hora de la mañana y antes de acostarte; después de meditar o de darte un masaje de aromaterapia intuitivo. Pero, aunque es necesario ser sensible a las necesidades de los demás, y aunque ello implica coger un poco de su dolor en ese momento, no es bueno permitir que estos sentimientos negativos persistan. Si retenemos el sufrimiento de las personas más cercanas a nosotros, es posible que no seamos lo suficientemente fuertes como para ofrecerles una ayuda real apartándolos de lo que les afecta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...